Locales

Vocaciones serán prioridad para nuevo Obispo de Pueblo

Mons. Stephen Berg fue instalado Obispo de esta diócesis el 27 de febrero

Foto cortesía de The Pueblo ChieftainEl nuevo Obispo Berg saluda y bendice a sus nuevos fieles, luego de ser ordenado.

febrero 28, 2014

Frente a una multitud de fieles, congregadas en el Memorial Hall de Pueblo CO, Mons. Stephen Jay Berg, fue ordenado e instalado como el quinto obispo de la Diócesis de Pueblo.

Mons. Samuel Aquila, Arzobispo de Denver, presidió la ceremonia y ordenó al Obispo Berg, acompañado de Mons. Michael Sheridan, Obispo de Colorado Springs y Mons. Joseph Charron, Obispo emérito de Des Moines, quien también es tío materno del nuevo Obispo de Pueblo y quien años atrás lo ordenó sacerdote. También estuvo presente el Nuncio Apostólico de Estados Unidos, Mons. Carlo María Viganó.

Debido a la numerosa población hispana en la diócesis de Pueblo, las lecturas de la Misa y la homilía de Mons. Aquila fueron proclamadas en inglés y español.

En su homilía, el Arzobispo de Denver alentó a Mons. Berg a darse el tiempo para conocer a todos sus sacerdotes. “Ámalos como Cristo amó a sus apóstoles, pues ellos serán tus colaboradores más cercanos”, señaló el Arzobispo de Denver.

Mons. Aquila  recordó además el llamado del Papa Francisco a todos los obispos, a ser “pastores con olor a oveja”.
Antes de la ordenación episcopal, Mons. Carlo Maria Viganó leyó la Bula Papal, anunciando el nombramiento de Mons. Berg como Obispo de Pueblo. Consciente de que Mons. Berg llega a una diócesis con zonas desérticas, el Papa Francisco alienta a Mons. Berg a  “imitar el modelo de Cristo, quien gritó en el desierto para que aquellos que estén distantes puedan oír y entender, desde el ruido estrepitoso del sonido de tu voz, la inmensidad de lo que hables”.

Al dirigirse a la congregación, el nuevo Obispo de Pueblo compartió que accidentalmente había olvidado sus notas en casa, por lo que tuvo que hablar desde el corazón. Mons. Berg señaló que su prioridad será trabajar por las vocaciones al sacerdocio, y mirando a sus sacerdotes les dijo: “Yo pensaba que era un sacerdote ocupado cuando tenía que atender cuatro parroquias rurales, sin embargo veo que algunos de ustedes tienen seis, siete e incluso ocho parroquias y misiones. Sólo quiero que sepan que me esforzaré por conocerlos y escuchar a cada uno de ustedes, vamos a trabajar juntos”, agregó el Obispo.

La Diócesis de Pueblo está compuesta por más de 48,000 millas cuadradas y tiene una población cercana a 700,000 personas, de las cuales sólo el 10% son católicas.

La información para esta nota fue tomada del Colorado Catholic Herald, escrita por Veronica Ambuul y Anna Marie Basquez, y de la colaboración de Jorge Paredes de JP Creative Group.