País y Mundo

No queremos más sangre, dicen los obispos mexicanos

Foto de GatifotoLas protestas por los 43 estudiantes desaparecidos en México, siguen reclamando justicia y paz.

noviembre 13, 2014

MÉXICO D.F., 12 Nov. 14 / 03:11 pm (ACI).- Reunidos en su 98° asamblea plenaria, los obispos de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) dieron a conocer un mensaje final al pueblo de Dios titulado “¡Basta ya!”, en el que recuerda a los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa en México.

En el texto, los prelados dicen: “¡Basta ya! No queremos más sangre. No queremos más muertes. No queremos más desparecidos. No queremos más dolor ni más vergüenza”.

En el día en el que, desde Roma, el Papa Francisco ha recordado a los 43 jóvenes mexicanos, los obispos señalan que comparten con sus compatriotas “la pena y el sufrimiento de las familias cuyos hijos están muertos o están desaparecidos en Iguala, en Tlatlaya y que se suman a los miles de víctimas anónimas en diversas regiones de nuestro país”.

“Nos unimos al clamor generalizado por un México en el que la verdad y la justicia provoquen una profunda transformación del orden institucional, judicial y político, que asegure que jamás hechos como estos vuelvan a repetirse”.

Los obispos afirman asimismo que “con tristeza reconocemos que la situación del país ha empeorado, desatando una verdadera crisis nacional. Muchas personas viven sometidas por el miedo, la desconfianza al encontrarse indefensas ante la amenaza de grupos criminales y, en algunos casos, la lamentable corrupción de las autoridades. Queda al descubierto una situación dolorosa que nos preocupa y que tiene que ser atendida por todos los mexicanos, cada uno desde su propio lugar y en su propia comunidad”.

“En nuestra visión de fe, estos hechos hacen evidente que nos hemos alejado de Dios; lo vemos en el olvido de la verdad, el desprecio de la dignidad humana, la miseria y la inequidad crecientes, la pérdida del sentido de la vida, de la credibilidad y confianza necesarias para establecer relaciones sociales estables y duraderas”.

“En medio de esta crisis vemos con esperanza el despertar de la sociedad civil que, como nunca antes en los últimos años, se ha manifestado contra la corrupción, la impunidad y la complicidad de algunas autoridades. Creemos que es necesario pasar de las protestas a las propuestas”.

Los prelados hacen votos para que “nadie esté como buitre esperando los despojos del país para quedar satisfecho. La vía pacífica, que privilegia el diálogo y los acuerdos transparentes, sin intereses ocultos, es la que asegura la participación de todos para edificar un país para todos”.

“Agradecemos al Papa Francisco su cercanía y preocupación en estas circunstancias. Unidos a él, celebraremos el próximo 12 de diciembre la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, haciendo una jornada de oración por la paz. Le pediremos su intercesión por la conversión de todos los mexicanos, particularmente la de quienes provocan sufrimiento y muerte”.

El comunicado lleva la firma del Cardenal José Francisco Cardenal Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara y Presidente de la CEM; y Mons. Eugenio Lira Rugarcía, Obispo Auxiliar de Puebla y Secretario General del Episcopado.

¿Te gusta evangelizar? Comparte esta historia.

,