Vida y Familia

Paternidad: la más grande expresión de hombría

Presencia e influencia del papá es fundamental para los hijos, dijo experto en Denver

Foto de Adrika CanalesEs muy importante contar con padres que junto con sus esposas, contribuyan en la formación de sus hijios, dijo Vitz.

octubre 06, 2014

De acuerdo con el doctor en psicología Paul Vitz, la influencia del papá en la formación de los hijos es tal, que va desde su desarrollo intelectual, sus posibilidades de terminar en la cárcel, oportunidades de empleo y hasta su identidad sexual. Según el experto, la crisis que se vive en las familias es una crisis en los padres, porque estos no entienden lo que es ser papás.

Así lo afirmó Vitz en su conferencia titulada “La gran importancia de los padres para las familias – y cómo las madres y otros pueden apoyarlos”, realizada en septiembre como parte del Archbishop´s lecture series, en el Centro San Juan Pablo II.

De acuerdo a estudios citados por el ponente, el uso de drogas y actos criminales están muchas veces conectados con la ausencia de un padre: El 90 % de los crímenes mayores son cometidos por hombres sin padres.  En las hijas, algunas de las consecuencias de la falta de un padre son la promiscuidad, la falta de control de sus impulsos, la depresión e incluso el suicidio. Vitz se refirió a la ausencia del padre, no solo física, sino también emocional.

Vale la pena aclarar que aunque las cifras presentadas por el experto son tomadas de la realidad, no determinan a la persona, pues más allá de las circunstancias particulares de cada uno, la Providencia de Dios y su plan de Amor, así como nuestra libertad en aceptarlo, juegan un papel importante en el desarrollo como seres humanos.

Al profundizar sobre cómo el padre contribuye de manera única al desarrollo de sus hijos, el experto dijo que éste ayuda moldear el carácter de los niños, a desarrollar el auto control de los impulsos, a seguir reglas. El padre también facilita el desarrollo intelectual. De manera particular, “el padre tiene un extraño efecto en la felicidad del hijo o de la hija”, señaló el psicólogo.  Explicó además que un padre presente contribuye a una mejor salud, menor uso de drogas y otras adicciones, y en los hijos varones, les ayuda con su identidad de género.

El padre también tiene una función de agente social, aseguró Vitz. Es quien introduce el mundo a sus hijos. Y en el tema espiritual, un padre que transmite la fe a sus hijos, desarrolla un fuerte lazo con ellos, que incluso podría ser más fuerte, de cierta forma, que el que tengan con la mamá.

El doctor Vitz identifica tres tipos de masculinidad en la familia: el macho, el debilucho y el que es complementario a la mujer. Al macho lo define como el papá egoísta, centrado en sí mismo, su carrera y sus intereses personales. El debilucho (“whimpo”) es el indeciso, débil, demasiado temeroso a ser rechazado, evitando todo tipo de compromiso, excepto consigo mismo; es narcisista. Y finalmente, el que se complementa con la mujer, es el que coopera en la educación y formación de los hijos igualmente que la mujer, es un líder natural que pone se pone al servicio de Dios y otros. En este contexto, Vitz dijo: “La paternidad requiere sacrificio… la paternidad es la más grande expresión de hombría, pero no lo puedes lograr sin sacrificio”.

El experto, autor y catedrático, es padre de seis hijos, uno de ellos sacerdote.

A manera de resumen, dijo al final durante la serie de preguntas y respuestas, que su mejor consejo para todo padre es siempre mostrar afecto a sus hijos, y respeto y afecto a su esposa.

¿Te gusta evangelizar? Comparte esta historia.

,