Locales

“La verdadera devoción a la Guadalupe es la conversión”

Sacerdotes y fieles en Denver celebran con fervor a la Morenita

Foto de Carmen Elena VillaLos mariachis cantaron con mucho fervor, cantos a la Virgen de Guadalupe.

diciembre 12, 2014

Una numerosa cantidad de fieles, la mayoría mexicanos, pero también de otros países así como algunos jóvenes estadounidenses, estuvieron presentes en la parroquia Saint Joseph, en Denver, rindiendo un hermoso homenaje a Nuestra Señora de Guadalupe, en vísperas de su fiesta.

La Santa Misa fue celebrada a lo grande, el 11 de diciembre por el párroco, el padre Mario Ramirez, y estuvo llena de cantos dirigidos a la Morenita, expresando un gran amor a la Madre de Dios en su advocación de Nuestra Señora de Guadalupe.

Durante la homilía, el P. Ramirez recordó a todos los presentes, que la mejor manera de expresar el amor y la gratitud a la Virgen de Guadalupe, es acercarse más al Señor. “La verdadera devoción a María es la conversión, la verdadera devoción a la Virgen de Guadalupe es el amor a Jesús, la verdadera devoción a la Madre se convierte en seguir su ejemplo”, afirmó el sacerdote de origen mexicano.

“Más que nunca, en este tiempo de Adviento en que la Iglesia nos invita a preparar, rectificar y corregir, tenemos un gran estímulo;  ¡Qué mayor estímulo podemos tener nosotros que el Amor y la seguridad que nos da María!” agregó el padre Ramirez.

Finalmente, pidió de manera especial a Dios por el pueblo de México, para que encuentre la paz y la reconciliación. Y que en cualquier circunstancia, por más difícil que sea, “escuchemos las palabras de Dios: Por qué te afliges, de qué te angustias? No estoy yo aquí que soy tu Madre?”

A las 12 am, tras finalizar la Eucaristía, los feligreses le ofrecieron una calurosa serenata acompañada por mariachis. Esta comenzó con las tradicionales “Mañanitas” y estuvo seguida por otros cantos como “Apariciones Guadalupanas” y “Buenos días, paloma blanca”.

Los fieles mostraron así el cariño y el amor filial a la morenita. La misma ceremonia se realizó en otras parroquias de Denver, y seguirán a lo largo del día, pues son muchas las parroquias en el norte de Colorado, que tienen una fuerte presencia de la comunidad hispana y una gran devoción a esta advocación mariana.