Locales

Formando pastores con “olor a oveja”

Los dos Seminarios de Denver cuentan con nuevos Rectores

Foto de James BacaTanto el Seminario San Juan Vianney como el Redemptoris Mater ofrecen formación para futuros sacerdotes.

enero 13, 2014

El Seminario Teológico San Juan Vianney y el Seminario Redemptoris Mater, ubicados en el Centro Juan Pablo II para la Nueva Evangelización, inician el año con nuevos aires en la formación de los futuros sacerdotes de la arquidiócesis. Ambos institutos cuentan con nuevos rectores.

Redemptoris Mater

El P. Tobías Rodríguez Lasa, de 49 años, es el nuevo responsable del Redemptoris Mater mientras que el P. Scott Traynor, de 42 años,  se encargará de San Juan Vianney.

El pasado 25 de noviembre, el P. Tobías inició su trabajo en Denver a cargo de 30 seminaristas de diversas culturas, pero la ceremonia oficial de su instalación como nuevo rector será el 24 de enero a las 5:30 p.m. El Arzobispo Samuel J. Aquila presidirá la solemne ceremonia.

El P. Tobías nació en España y entró como seminarista al Seminario Redemptoris Mater en Kearny, New Jersey. En el 2002 fue nombrado vicario parroquial en St. Mary Star of the Sea, en Bayonne. Luego en el 2004 regresó al seminario para servir como vice rector.

El seminario Redemptoris Mater de Denver es uno de los 100 seminarios Redemptoris Mater que existen en el mundo, y uno de los 6 que están en Estados Unidos.

San Juan Vianney

Entre tanto, el seminario vecino, San Juan Vianney, también ha estrenado rector. El P. Traynor, sucede a Msgr. Michael Glenn quien fue rector durante 12 años, y al Arzobispo Aquila quien fue el primer rector del Seminario Teológico.

“Estoy muy agradecido no sólo por haber sido llamado a trabajar en la formación de sacerdotes como rector, sino por poder hacerlo en este seminario en particular. San Juan Vianney es una joya en la Iglesia”, dijo el P. Traynor.

Su instalación como rector fue el 12 de diciembre, fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, hecho que agradece de manera particular.

“Nuestra Señora de Guadalupe se apareció a Juan Diego llevando a Jesús en su vientre, donde el Padre estaba tejiendo la perfecta humanidad de su Hijo con el poder del Espíritu Santo”, dijo el sacerdote. “Ella es un gran ícono de todo el esfuerzo por la formación sacerdotal”, agregó.

El P. Traynor asume su nueva responsabilidad con mucho ardor: “La Iglesia necesita sacerdotes bien formados, santos y generosos. Quiero entregarme completamente, con humildad, alegría y confianza, a la misión de formar esos sacerdotes”, concluyó.