Locales

Denver rindió un homenaje a la Lupita en su día

Foto de Anya SemenoffDENVER, CO - DECEMBER 11: Parishioners carry the statue of Our Lady of Guadalupe during a traditional procession following mass celebrating the announcement of Our Lady of Guadalupe Parish as a diocesan shrine on December 11, 2016, in Denver, Colorado. (Photo by Anya Semenoff/Denver Catholic)

diciembre 13, 2016

Con danzas, mariachis, obras de teatro y varias procesiones los fieles de la Arquidiócesis de Denver le rindieron homenaje a Nuestra Señora de Guadalupe en su día.

Diferentes parroquias con una presencia significativa de hispanos se hicieron presentes desde el domingo 11 de diciembre para celebrar y cantarle a la Morenita, para cantarle las Mañanitas y entonar el tradicional Himno a la Guadalupana.

Algunos lo hicieron por tradición. Otros por su fe profunda en la Virgen y en su poder de intercesión. Miles de personas desafiaron las bajas temperaturas propias del invierno y salieron a las calles a pedirle, agradecerle o simplemente manifestarle su cariño a la patrona de las Américas y de Filipinas y para conmemorar un aniversario más de las apariciones de la Virgen ante el indio San Juan Diego en el cerro del Tepeyac.

La parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, la cual fue consagradael pasado domingo como santuario diocesano, fue la que más se vistió de gala en honor a su santa patrona.  Allí se destacó especialmente una gran afluencia del público joven y adolescente. Personas de diferentes clases sociales y culturas se congregaron para rendirle honor a la Virgen. Algunos llegaron en autobús y, pese al frío, esperaron en el paradero y caminaron hasta llegar a la nueva parroquia – santuario.  La procesión contó también con charros y escaramuzas. Unos más caminaron sin zapatos, algunos para pagar alguna promesa que le debían a la Virgen o para hacer algún ofrecimiento especial.

El Pueblo Católico habló con algunos fieles, entre ellos Mailin, de 16 años, quien hacía parte del grupo de danzas a la Virgen. Ella es de Denver y sus padres de Ciudad Juárez “me gusta bailar, lo hago por tradición”, dijo la joven quien expresó su devoción a la Virgen: “Si le pides algo, ella lo cumple”.

Otro de los participantes comentó que la principal motivación de asistir a estas fiestas es “porque soy católico y me gusta mucho esta celebración. Porque la comunidad mexicana aquí se reúne. Esta es una fiesta en grande”.

Así, Denver estuvo en sintonía con los diferentes lugares del mundo donde se celebra esta fiesta. Y, como dijo el Papa el pasado lunes en su homilía durante la Misa en la Basílica de San Pedro en honor a la Morenita, “Mirar la Guadalupana es recordar que la visita del Señor pasa siempre por medio de aquellos que logran ‘hacer carne’ su Palabra, que buscan encarnar la vida de Dios en sus entrañas, volviéndose signos vivos de su misericordia”.