Locales

Colegio en Boulder acoge a niños desplazados por inundaciones

Foto provistaLa Directora de Sacred Heart of Jesus, junto a niños que están listos para recibir a los nuevos amigos que lo necesiten

octubre 05, 2013

29 niños que iban a la Escuela pública Crest View Elementary en Boulder –la más afectada de la zona, por las históricas inundaciones- quedaron desplazados sin poder estudiar. Al impacto generado en estos niños por los desastres naturales, se sumó la inseguridad de no tener un colegio dónde estudiar. Pero esta situación despertó la caridad católica: Desde el 23 de setiembre, los niños fueron acogidos gratuitamente en la Escuela católica Sacred Heart of Jesus,  y volvieron a estudiar.

Este hecho fue posible, gracias a la donación anónima de un parroquiano de Sacred Heart of Jesus, quien se ha comprometido a pagar el costo de la escuela, los almuerzos y el transporte de los nuevos escolares.

“Después de las inundaciones, todos nos preguntábamos ¿Cómo ayudar? ¿Qué hacer?”, dijo Sarah Wostenberg, Coordinadora de admisiones de la Escuela Sacred Heart of Jesus. “Vimos que como escuela, podíamos educar a los niños y ofrecerles la seguridad de ya no estar desplazados”, agregó.

Además, según Wostenberg, el Párroco de Sacred Heart , P. Chris Renner y la Directora del colegio, Roonie Leittem-Murrell, habían pedido a todo el personal hacer lo necesario para ayudar a la comunidad. Esto, pese a que muchos miembros del staff de la Escuela, también habían sido afectados por las inundaciones, e incluso estaban viviendo con familiares.

Pero la ayuda no se hizo esperar. “Ha sido una gran oportunidad para que nuestros estudiantes católicos muestren las virtudes de su fe”, dijo Wostenberg. Esto, tomando en cuenta que la mayoría de los 29 niños nuevos, no son católicos. “Se trata de tomar consciencia de que otras personas necesitan ayuda, y nosotros podemos ayudar”, agregó Wostenberg.

Esta expresión de solidaridad y caridad católica ha sido muy bien acogida por los nuevos padres de familia, quienes se han mostrado muy agradecidos con la Escuela y la comunidad.

 

 

¿Te gusta evangelizar? Comparte esta historia.