Locales

87 hombres camino al sacerdocio en Denver

Foto de Julie FilbyAdam Bradshaw es uno de los 87 jóvenes que continuarán su formación sacerdotal en el Seminario San Juan Vianney.

septiembre 08, 2014

El camino en busca de alcanzar su mejor obra, sigue adelante. Son hombres con un don especial y con la tarea y responsabilidad de responder al llamado de Dios. Un total de 87 seminaristas han llegado al Seminario Teológico “St. John Vianney”; algunos para iniciar y otros para continuar el camino hacia su preparación como futuros sacerdotes de la Arquidiócesis de Denver. Todos ellos están más que dispuestos para embarcarse al camino de la fe y santidad; y han comenzado sus clases en un Seminario renovado.

El rector del seminario, el Padre Scott Traynor dijo sentirse muy emocionado por el número de seminaristas que llegaron este año. Dijo que “en estos tiempos y en nuestra cultura, un chico no termina en el seminario por accidente”. Y agregó que cada seminarista “tuvo que tener una experiencia con Dios, que desató algo en su corazón y  que lo llevó a seguir la formación sacerdotal… considero esto como un milagro; inesperado y hermoso”.

El Padre Traynor, recibe a los seminaristas con un mensaje de aventura: “Quiero ofrecer a los jóvenes la aventura de seguir la santidad”. “Dios te está llamando a vivir una vida de santidad, a recibir su amor y a amarlo a Él y a las personas que te rodean”, acotó.

Con ese mensaje y la nueva iniciativa de integrar dos días a la semana a la formación y apostolado en el campo, espera cumplir el propósito. Durante cuatro días los seminaristas recibirán instrucción académica, mientras que dos días serán dedicados a servir en parroquias, hospitales, prisiones, escuelas y albergues, así como en otras organizaciones católicas. “Estamos bien orientados a formar sacerdotes de una manera única para la nueva evangelización”, aseveró el Padre Traynor.

Además de recibir una excelente formación, los seminaristas disfrutarán de un recién renovado seminario. Gracias a la generosidad de los donantes, las instalaciones ahora cuentan con nuevo sistema de electricidad y calefacción, así como con ventanas de eficiencia energética, entre otras renovaciones. “La infraestructura necesitaba desesperadamente ser reemplazada y ahora está en gran forma para los próximos 70 años”, concluyó el rector.